A diferencia del papel, las toallitas no pueden ir al escusado

Published On 29 mayo, 2017 | By Andry Espinoza | Belleza y Cuidado personal

Las toallitas húmedas son un producto de uso común, resultan ser muy útiles y las podemos emplear en diversos escenarios y situaciones.

Si necesitamos asear a nuestro bebé, cargar un paquete de toallitas en el bolso es indispensable. También las podemos usar para refrescarnos en días calurosos, limpiar nuestros zapatos, absorber derrames líquidos; estas son algunas de las situaciones en las que podemos emplearlas.

Una vez utilizadas las toallitas, debemos deshacernos correctamente de ellas. Parte del uso inadecuado de estas, reside en la equivocada asociación que hacemos entre las toallitas húmedas y el papel higiénico.

Las toallitas húmedas no se deshacen en las cloacas

Una práctica común en el uso del papel higiénico es desecharlo en el inodoro. El papel, una vez ha ingresado en las cañerías, se deshace en pocos minutos, pero en el caso de las toallitas húmedas no es así.

La materia prima utilizada en las toallas húmedas, es la tela no tejida, fibra natural como algodón o sintética como poliéster, mientras que la materia prima del papel, es la celulosa. Debido a esto, se comportan diferente al ser tiradas por el escusado.

Las toallitas húmedas son fabricadas para ser más resistentes, mantienen su estructura y no se deshacen cuando las restregamos. Esto quiere decir que no se rompen dentro del sistema de cloacas.

Desecharlas adecuadamente

Las toallas húmedas por lo general poseen una advertencia en su empaque, que indica “no tirar al inodoro”, o en su defecto una imagen de un escusado tachado con una equis “X”.

Un artículo publicado por la UNAM, menciona que 827 municipios tratan sus aguas residuales en México, y esta es reutilizada en jardinería, limpieza, sistemas de enfriamiento y procesos de producción. Sin embargo, la labor realizada por las plantas de tratamiento, muchas veces se ve entorpecida debido a la acumulación de residuos en las cloacas.

Es importante que después de usar una toallita húmeda, la desechemos correctamente, tirándola en un bote de basura, donde su contenido terminará en un vertedero y será tratado adecuadamente.

Las toallitas húmedas son sumamente prácticas y versátiles. Su uso hoy en día es cotidiano, pero para su correcto empleo, necesitamos conocer la forma en que deben ser desechadas, y nunca arrojadas al escusado.

En GDL Toallitas, tenemos más de 10 años ofreciendo diversas soluciones para la prevención de enfermedades y las buenas prácticas de higiene, en distintas presentaciones de toallitas húmedas. Contáctanos ahora para conocer más sobre nuestros productos.
Visitar Tienda

Like this Article? Share it!

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *